No se pierda los artículos de Christopher Vecchio

Suscríbase para recibir actualizaciones diarias sobre nuestras publicaciones
Introduzca nombre válido
Rellene este campo.
Introduzca apellido válido
Rellene este campo.
Introduzca dirección de correo electrónico válida
Rellene este campo.
Seleccione un país

Me gustaría recibir información de IG y DailyFX sobre oportunidades relacionadas con el trading, sus productos y servicios vía e-mail.

Rellene este campo.

Su previsión se ha enviado a su buzón de entrada

Pero no se limite a leer nuestro análisis - vaya más allá. Su previsión viene con una cuenta demo gratuita de nuestro proveedor, IG, de modo que puede intentar realizar operaciones con riesgo cero.

Su demo está precargada con  fondos virtuales de 10 000 £, que puede utilizar para operar en más de 10 000 mercados globales en tiempo real.

Le enviaremos sus detalles de inicio de sesión en breve.

Aprenda más sobre su demo

Está suscrito a Christopher Vecchio

Gestione sus suscripciones a través del enlace situado al final de los correos electrónicos que reciba

Se ha producido un error al enviar su formulario.
Inténtelo de nuevo más tarde.

Pronóstico fundamental EUR/USD: Neutral

- El índice ponderado del Euro sigue subiendo (+ 9% año tras año), un punto de interés para el BCE cuando se reúna esta semana.

- Para la próxima semana se anticipa un calendario económico de la eurozona más ligero, lo que significa que las agencias de noticias dictarán en gran medida la acción de los precios.

- El índice de sentimiento del cliente de IG tiene ahora una visión neutral del EUR/USD.

Consulte nuestras previsiones a largo plazo para el euro y otras monedas importantes con las guías de trading de DailyFX.

El euro bajó a finales de la semana pasada frente al yen japonés y el dólar estadounidense al dar un giro los activos de riesgo, estimulando la demanda de divisas de puerto seguro. Las divisas de rendimiento más alto y activos correlacionados con el riesgo sufrieron, y pares como EUR/AUD, EUR/NZD y EUR/CAD cerraron la semana cerca de sus valores máximos. Pero después de otro calendario económico tranquilo que dejó al euro a merced del resto de las principales divisas, la próxima reunión del BCE debería devolver al euro al asiento del conductor.

Aunque la decisión política del Banco Central Europeo del jueves no va a proponer un nuevo conjunto de previsiones económicas para el personal, siguen siendo altas las probabilidades de que el Presidente del BCE, Mario Draghi, utilice su plataforma para perfilar un tono más "dovish". Hay unas cuantas razones para ello.

El índice de sorpresa económica Citi se mantiene cerca de sus niveles más bajos desde mediados de 2011, cuando la eurozona agonizaba en medio de la crisis de la deuda soberana. Las recientes lecturas del PMI han sido decepcionantes también: el índice PMI de servicios llegó a 54,9 en marzo, bajando respecto a la cifra de 58 en enero; y el PMI de fabricación cayó a 56,5 en marzo, bajando respecto a la cifra de 60,6 en diciembre. Junto con la caída de las lecturas del PMI, las expectativas de inflación a través de los swap forwards de inflación de un periodo que comenzará en 5 años y que dura otros 5 años, han caído más de 6 puntos básicos desde sus valores máximos en enero.

Parte de la razón para esta decepción en algunas de las expectativas de inflación y datos en las semanas pasadas puede atribuirse directamente al propio euro: sigue alto en más de +9 % año tras año en una base ponderada. Cuanto más alto está el euro respecto a sus pares, menos atractivas parecen las exportaciones de la eurozona, así de claro.

En consecuencia, a pesar de que no se exponen nuevas previsiones, esperamos que Draghi & co. trace un conjunto de expectativas más "dovish" a partir de la conferencia de prensa celebrada tras la propia decisión sobre tasas –una decisión que no contempla cambio en las tasas. De hecho, observando las permutas nocturnas indiciadas (OIS), hay una posibilidad del 25 % de que las tasas varíen a finales de 2018, pero los mercados de tipos no están valorando seriamente un cambio de política al menos hasta el tercer trimestre de 2019.

Un pequeño cambio en el lenguaje del BCE podría debilitar el euro ya que los participantes del mercado permanecen en posiciones largas netas. Según el informe COT de la CFTC para la semana que terminaba el 17 de abril, había +146 400 contratos de posiciones largas netas en manos de especuladores, desde +133 000 la semana anterior. Las posiciones largas netas están cerca del nivel más alto jamás alcanzado durante la semana que terminaba el 30 de enero, en +148 700 contratos. En esta coyuntura, será mucho más fácil para el BCE hacer algo que presione el euro a la baja que hacerlo para que el euro siga elevado.