En el mercado Comex, el oro y la plata operan levemente a la baja esta mañana, presionados por la caída del precio del petróleo y un fuerte dólar index el cual ha pesado particularmente sobre la cotización de los metales preciosos. Los futuros de oro registraron una caída de US$3.40, llegando a US$1.535.70 la onza. En el mercado spot, el metal precioso descendió US$5.20 para cerrar en US$ 1,525.25 la onza. Por su parte, la plata para entrega en julio recortó US$0.408 alcanzando los US$35.34 la onza.

Luego que durante la reunión de este fin de semana entre autoridades de Grecia, la Unión Europea y el FMI no existiera un acuerdo respecto al nuevo paquete de rescate financiero para los helenos, todos apuestan a que sólo tendremos “humo blanco” a mediados de julio. Mientras la telenovela sobre la deuda soberana de Europa  continúe, el interés por la compras como activo refugio seguirá apuntalando a los metales preciosos, especialmente al oro. La acción del precio continuará siendo limitada hacia la baja, debido a la importancia que seguirá teniendo sobre el panorama mundial, la crisis de deuda en el viejo continente.

Tal como adelantamos, el dólar index opera al alza  y vemos  coberturas short frente a la crisis de deuda europea. Las dificultades en Grecia constituyen un tema preocupante debido al persistente riesgo de contagio a otras economías. La moneda única ha estado bajo una fuerte presión de venta en medio de este panorama. Mientras tanto y tal como precisamos al comienzo de este informe, un fuerte dólar index ha limitado el alza de las materias primas.

Con todo, el precio del petróleo opera hoy nuevamente a la baja alcanzando un nuevo mínimo cerca del US$91.00 el barril durante la sesión overnight. La reciente acción del precio ha producido serios daños al gráfico de corto plazo, sugiriendo en lo inmediato, una potencial caída del precio. Más movimiento hacia la baja en el crudo podría ser un factor subyacente bearish para los mercados de metales preciosos.