No se pierda los artículos de Equipo de investigación

Suscríbase para recibir actualizaciones diarias sobre nuestras publicaciones
Introduzca nombre válido
Rellene este campo.
Introduzca apellido válido
Rellene este campo.
Introduzca dirección de correo electrónico válida
Rellene este campo.
Seleccione un país

Me gustaría recibir información de IG y DailyFX sobre oportunidades relacionadas con el trading, sus productos y servicios vía e-mail.

Rellene este campo.

Su previsión se ha enviado a su buzón de entrada

Pero no se limite a leer nuestro análisis - vaya más allá. Su previsión viene con una cuenta demo gratuita de nuestro proveedor, IG, de modo que puede intentar realizar operaciones con riesgo cero.

Su demo está precargada con  fondos virtuales de 10 000 £, que puede utilizar para operar en más de 10 000 mercados globales en tiempo real.

Le enviaremos sus detalles de inicio de sesión en breve.

Aprenda más sobre su demo

Está suscrito a Equipo de investigación

Gestione sus suscripciones a través del enlace situado al final de los correos electrónicos que reciba

Se ha producido un error al enviar su formulario.
Inténtelo de nuevo más tarde.

Si está cocinando algo y lo revisa y ve que está “sobrecocido”, ¿cuál es su reacción inmediata? Exactamente… saca el plato del horno. Quitarlo de lo que causó su actual exceso de estado y cuanto antes mejor.

¿Qué pasa si el motor de su vehículo está “sobrecalentado”? Mismo trato… hacer lo que se necesita para hacer que el motor se enfrié. Inmediatamente dejar de hacer lo que causó que el motor se sobrecalentara en el primer lugar.

Dadas estas reacciones naturales, es fácil ver por qué la reacción inicial y casi inmediata de muchos traders más nuevos a un escenario de sobrecompra o de sobreventa es hacer lo contrario en ese caso también.

Razonan que puesto que muchas órdenes de compra (largas) movieron el precio para arriba y empujaron el indicador en territorio de sobrecompra, debemos hacer lo contrario y tomar una posición corta (vender). Por el contrario, si muchas órdenes de venta hicieron que el precio cayera y el indicador se trasladara al territorio de sobreventa, debemos comenzar a tomar posiciones largas. Es casi como si esperan que el precio se resquebraje como una banda de goma cuando alcanza estas zonas excesivamente extendidas.

Bueno… lo que es la reacción apropiada para las cacerolas y los motores del auto no es necesariamente la reacción correcta al operar.

Cuando un indicador entra en las áreas de sobrecompra/sobreventa, recuerde que puede permanecer allí durante bastante tiempo. El hecho de que el indicador de RSI o de Estocástico Lento diga sobrecomprado, por ejemplo, no significa que la acción del precio en el par ira de inmediato hacia el área de sobreventa.

Echemos un vistazo al gráfico diario del NZD/JPY a continuación para ver un ejemplo de esto…

Sobrecompra y sobreventa

Observe en este gráfico que la primera vez que el estocástico lento fue por encima de 80 en la zona de sobrecompra, el precio siguió subiendo por otros 780 pips más y el estocástico se mantuvo sobrecomprado todo el tiempo. Claramente un trader que se quedó corto cuando entró por primera vez en el territorio de sobrecompra habría perdido un gran movimiento. También se habrían ejecutado los niveles de invalidación en su posición de venta.

Para ver un ejemplo de dónde retrocede el precio cuando el estocástico lento pasa al territorio de sobrecompra, no debemos buscar más allá del área marcada como “A” en el gráfico. En este caso, las velas alrededor de “A”, dojis, tops giratorios, estrella fugaz y un martillo, indican el potencial de un retroceso.

El punto a comunicar es que cualquiera de los escenarios puede suceder así que no hay una reacción inmediata a las áreas de sobrecompra y sobreventa de un indicador.

Recuerde…

Sólo tome las señales de entrada de un indicador que esté en la dirección de la tendencia a largo plazo.Por ejemplo, si la tendencia ha sido fuerte y prolongada al alza, es lógico que el indicador se encuentre en el territorio de sobrecompra, ya que refleja el impulso alcista de la acción de precios. Tomar una posición corta en ese punto sería operar contra la tendencia y eso estaría introduciendo más riesgo en la operación.