No se pierda los artículos de Luigi Guida

Suscríbase para recibir actualizaciones diarias sobre nuestras publicaciones
Introduzca nombre válido
Rellene este campo.
Introduzca apellido válido
Rellene este campo.
Introduzca dirección de correo electrónico válida
Rellene este campo.
Seleccione un país

Me gustaría recibir información de IG y DailyFX sobre oportunidades relacionadas con el trading, sus productos y servicios vía e-mail.

Rellene este campo.

Su previsión se ha enviado a su buzón de entrada

Pero no se limite a leer nuestro análisis - vaya más allá. Su previsión viene con una cuenta demo gratuita de nuestro proveedor, IG, de modo que puede intentar realizar operaciones con riesgo cero.

Su demo está precargada con  fondos virtuales de 10 000 £, que puede utilizar para operar en más de 10 000 mercados globales en tiempo real.

Le enviaremos sus detalles de inicio de sesión en breve.

Aprenda más sobre su demo

Está suscrito a Luigi Guida

Gestione sus suscripciones a través del enlace situado al final de los correos electrónicos que reciba

Se ha producido un error al enviar su formulario.
Inténtelo de nuevo más tarde.

  • Los operadores podrían haberse adelantado a sus elevadas expectativas de crecimiento de la zona del euro a principios de 2018, ya que el Citi Economic Surprise Index se ha vuelto negativo.
  • Los datos de la inflación de febrero podrían ser el momento decisivo para el euro este mes.
  • Buscas más ideas de trading? Acompáñame en un webinar dedicado este miércoles a las 17:00 (CET)

El mes de febrero ha sido particularmente intenso para el Euro y la semana pasada ha sido una de las peores para la divisa común. El EUR/USD fue el par con el peor desempeño, perdiendo casi un 1% durante toda la pasada octava, seguido por el EUR/GBP que desaceleró casi un 0.5%. Si bien no se puede señalar a ninguna publicación de datos como el motivo de la debilidad generalizada del euro, ha habido una disminución notable en cómo se han comportado los fundamentales macroeconómicos en relación con las expectativas en general. De hecho, parece que las expectativas de los participantes en el mercado sobre la fortaleza económica de la zona euro se adelantaron a sí mismas, dejando al euro en una situación en quizás demasiado compleja. El Citi Economic Surprise Index, que rozaba positivos de 56.4 puntos hace cuatro semanas, ingresó la semana pasada en un positivo de tan solo 35.7, y bajó a un negativo de 4.1 el viernes, la lectura más baja desde septiembre de 2016.

GRÁFICO DIARIO DEL EURUSD CREADO A TRAVÉS DE PROREALTIME CON IG

Trading de Euro antes de Draghi y en espera de la prueba del IPC

En cierta medida, la razón por la cual las reacciones a la publicación de datos económicos son generalmente negativas para la divisa común, pueden deberse al propio Euro. El Banco Central Europeo estimaba, para el final del 2018, un EUR/USD en el entorno de los 1.1700, y a su tasa de cambio actual, esto es más de un 5% por encima del pronóstico del BCE. Año tras año, el tipo de cambio ponderado por el euro subió un + 9,7%, un verdadero contratiempo para la inflación. Dado que el BCE ha dejado claro que quiere ver una inflación cercana a su objetivo de + 2% de manera sostenible antes de que interrumpa todas sus medidas extraordinarias de política monetaria, cualquier señal de que la inflación esté en peligro, podría reducir la especulación en torno a que el BCE elimine su estímulo: una reacción que podría hundir el euro. En consecuencia, dado que los participantes de los mercados se ven obligados a reconsiderar sus apuestas alcistas en euros, habrá que esperar al informe preliminar del IPC de febrero para más señales de trading. De momento, los operadores descuentan una subida de un 1.2%, una pequeña disminución respeto a lectura anterior del 1.3% de enero. El informe subyacente se espera sin cambios a + 1.0% en base interanual. Ninguno de los dos apunta a un resultado en el que los operadores deberían estar ansiosos por reavivar las especulaciones sobre un cambio de política del BCE. Los operadores necesitarán ser cautelosos sobre el estado saturado del mercado de futuros, dado que los especuladores todavía mantienen una posición del Euro larga significativa. Para la semana que terminó el 20 de febrero, los especuladores tenían contratos de más de 126.100, poco más de los 127.300 de la semana anterior. En el pronóstico de largo plazo para el euro comentamos "se necesitará una gran cantidad de negatividad, un cambio de tono por parte del BCE, un cambio sustancial en los datos económicos, para que los operadores abandonen su postura alcista del euro". Si el informe preliminar del IPC de febrero fracasa, puede haber llegado en el momento en que los toros del Euro capitulan.Follow @guida_DFX