El país terminó el año con una inflación del 5,91%, tasa situada por encima de lo esperado por los analistas financieros, pero que se encuentra dentro de la meta oficial del 4,5%, con un margen de tolerancia de 2 puntos porcentuales.


La inflación del año pasado es superior a la del 2012, cuando se registró una tasa del 5,84%, pero inferior a la del 2011, cuando Brasil terminó el año con un índice del 6,50%, el mayor desde 2004, informó el viernes el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).
leer más


More...