Tres de las empresas del consorcio están precalificadas para varios proyectos en el país. Si la situación no se resuelve tendrían problemas para entregar propuestas.


Tres de las empresas que conforman el consorcio que actualmente tiene problemas por la ampliación del Canal de Panamá podrían ver comprometidos nuevos proyectos en Colombia si no se llega a un acuerdo en el vecino país.
La española Sacyr, la italiana Impregilo y la belga Jan De Nul, que forman el consorcio El Grupo Unidos por el Canal (GUPC) en Panamá, tienen obras en Colombia y han sido precalificadas para participar en diferentes proyectos de infraestructura adelantados por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).
leer más


More...