Muchas fábricas, oficinas y comercios permanecieron cerrados en la tercera economía mundial, no sólo en el noreste, devastado por la catástrofe, sino también en la región de Tokio.


El oeste y el sur del archipiélago también se ven afectados, pero menos, por los problemas logísticos ocasionados por el terremoto, sus numerosas réplicas, y el tsunami.

El primer constructor de automóviles mundial, Toyota, mantuvo cerradas sus 28 fábricas y no prevé reanudar el ensamblaje de coches antes del 23 de marzo como muy pronto.

Pero anunció que el jueves volverán a funcionar siete fábricas de piezas sueltas, situadas en Toyota City (centro).

leer más



More...